Risueño y romántico lago con abundante vegetación, castaños, sauces, encinas y cañaverales, donde la avistación de aves se hace imprescindible y por supuesto actividades como el baño y la pesca.

En el entorno del lago se encuentra la Casa del Parque Las Médulas, interesante visita que no se puede perder.